domingo, junio 26, 2011



Con las manos en la masa.




¡Que hay mis ínclitos amigos!


Esta vez no tuve oportunidad de preparar un artículo tutorial en toda forma, más bien esto lo quise añadir como mero registro, pues el sábado por la noche, una vez que los pendientes del hogar se hicieron menos, mi costilla tuvo la contagiosa idea de llevar a la práctica una receta que encontramos en una revista cuyo tema exclusivo es la panificación y sus distintas vertientes, revista adquirida recientemente en un supermercado local, cuando hacía mis pesquisas e investigaciones acerca de este procedimiento culinario. Así que ya entrados últimamente en este tema, decidimos probar la receta para hacer bolillos.


Cabe mencionar, que cuanto más se rasca en este ámbito, más se encuentran variantes sumamente interesantes, pues en esta revista, pudimos conocer la implementación de la llamada "masa madre". Nuestro amigo, Master de las sartenes y kukris para rebanar filetes, el buen Orco probablemente nos podrá ampliar la información al respecto, lo que a mi me queda claro, es que esta masa madre, añadida a otra que se prepara justo antes de hornear, le añade un toque característico al pan. Y de lo que puedo dar fe es que alcanza una textura crocante, el suave y esponjosito cuerpo y su delicioso aroma, todo esto es una verdadera sinfonía para los sentidos y que decir de la familia Garrison, que en la cocina de la Base Hyperboreana nos daban ganas de hincarle el diente a uno o dos ejemplares, jeje!



Mediante esta preparación percibí esta masa como más fina, ligera y esponjosita, en realidad es un deleite amasarla.



Ya estando en el horno, la masa comienza a hacer su trabajo y deja ver unas piezas bastante apetecibles.





El resultado, varias piezas doraditas, crujientes, esponjositas y aromáticas. Para evitar que el bueno del Orcman me ponga una colleja virtual, reconozco que esa charola para hornear no es la adecuada para esta tarea, pero apenas conseguí esos moldes para hacer tartas y pizzas, nos la estamos llevando despacio con eso de conseguir los aperos adecuados del panadero post-apocalíptico, ¿eeh? jejejejeje!




ummmhhh!! ñam,ñam! he aquí un pedacito de gloria, pan recién horneado con una embarradita de mantequilla, ñam, ñam! ¿gustan?



Me parece que los jueces calificadores externaron su veredicto de manera bastante favorable, jejeje! Bien mi osino!




El único inconveniente que le veo a esta forma de preparación, es que la masa previa al horneado debe dejarse reposar por veinte minutillos en el refrigerador, mientras que la masa madre descansa más o menos el mismo tiempo, pero en un lugar cálido. Pensándolo para una salida de campamento, la única solución que le puedo dar es que la masa previa al horneado, y que es la que debe refrigerarse, se sumerja, previo sellado de bolsa plástica, en la corriente de un río, a la sombra. Esto, obviamente no le da un efecto refrigrante, pero enfriaría la masa lo suficiente como para estar dos a tres grados por debajo de la temperatura ambiente. La bronca es en invierno, pues la masa madre debe conservarse más o menos en una temperatura cálida, para esto, podemos llevarla bien sellada en su bolsa plástica y expuesta a nuestro calor corporal, dentro de nuestras ropas.


También ocurrióseme, que la preparación de la masa madre puede hacerse en casa, justo antes de partir a la caminata o campamento, para luego, llegando al destino, preparar la masa auxiliar y listo, tener pan al canto.


Bien, mis queridos amigos, espero estar posteando la receta de este delicioso pan muy pronto, entre tanto seguimos en contato.


¡Hasta pronto!


Garrison



Taller MacGyverezco

Artículos Resortereros

Haciendo un Catchbox. Versión 1.0


¡Hola a todas y todos! Pues nos ha tocado este fin de semana tener bastante actividad en la Base Hyperboreana, un rato de tiempo libre para practicar tiros con la resortera y otro tanto aprendiendo las ancestrales técnicas del pan, de la cual también les compartiré un breve post a continuación.


Pues bien, después de analizar que la pérdida de munición iba exponencialmente en aumento, decidí por fin terminar con esa situación haciéndome de un sencillo catchbox con cosas que tenía a la mano. La verdad que haber pospuesto la construcción de este trebejo fue más desidia que nada, pero por fin esa tarea ha concluido, creo yo, con mucha satisfacción.


Los materiales utilizados fueron cosillas que tenía a la mano por casa y oficina, los artículos que destacaron fueron una caja de archivo armable, de esas de coroplast, y loneta de vinil de esas utilizadas para impresos publicitarios, aparte de todo lo necesario para cortar, pegar, medir y ensamblar.




Lo primero que se hizo fue armar la caja de archivo, esto no es ciencia nuclar, así que en dos patadas estuvo listo este pequeño cajón.




Como quedaron unas pestañas un poco fellullas aproveché para pegarlas con unos cuantos tramos de duct-tape.







Lo bueno de esto es que todo lo que contenía la caja me fue muy útil, por ejemplo la tapa, ésta pieza es la que realiza la función de recopilar y almacenar la munición mientras está en acción la práctica de tiro, su ensamble tampoco fue un gran reto, sólo por seguridad, le añadí unos refuerzos de duct-tape para que se mantuviera en su lugar.











Ya con esto teníamos casi a punto nuestra catchbox, pero faltaba la pieza clave de su armado, y es la parte donde se estrellan los proyectiles para eventualmente ser contenidos, así que con una moldurita de PVC laminado que tenía por ahí guardada, sobrante de una reciente decoración, me sirvió como "poste" para sostener la loneta.



Como decía, la loneta juega un papel primordial, así que corté un tramo lo suficientemente largo para que diera una vuelta doble a través del poste. Me quise asegurar de que fuera doble, pues no me voy a arriesgar a que los proyectiles atraviesen limpiamente la caja y se estrellen en la pared, por lo tanto, la elección de este material se dio por su relativa robustez.




La loneta debe tener una cierta inclinación para que, después de golpearla, los proyectiles resbalen con la gravedad y terminen en el receptáculo que forma la tapa de la caja en la parte inferior.




Por último, aproveché un broche baco gigante para acoplarlo en una de las ranuras de la caja que sirve como asidera y que quedó en la parte superior de la misma, a este artículo le di el uso de "porta-blancos" ya que de la "argolla" que se forma, amarré un pequeño tramo de paracord el cual servirá para atar los blancos que seleccione, en este caso, una lata de refresquito de cebada.







Y ¡voilá! después de amarrarla a un improvisado poste de la pared, alinearla y nivelarla adecuadamente, así quedó instalada mi catchbox. Espero que este sencillo recuento les sea de utilidad a ustedes que sienten la cosquilla de comenzar sus prácticas de tiro, a continuación, les añado un breve video que muestra un fragmento de la práctica realizada con este trebejo, haciendo al margen alguno que otro tiro mal puesto que se salió de la caja, pero eso es culpa de su servidor, pues aún hay que pulir esa pésima puntería, jejeje! Disfrútenlo.





video


¡Hasta Pronto!


Garrison

miércoles, junio 22, 2011




TALLER MACGYVEREZCO

Diseñando, Fabricando y Testeando Resorteras de propia acuñadura


¿Que hay amigos? pues aquí reportando este pequeño adelanto de un diseñito de resortera que ya tenía en el tintero un buen tiempo y que ahora ve por fin la luz. Hace ya varios meses que me puse a intentar diseñar una serie de resorteras/tirachinas de pequeño tamaño, de las denominadas "pocketeras" o de bolsillo, y que pudiesen caber en algún equipo survivolero, ya sea en un kit de "primera intervención" o en un kit más completo. Bien, pues esta ha sido la primer hornada de mi diseño que lleva el distintivo de "Raccoon" o "Raccoon Series" pues va a haber más en función de las modificaciones que éstas tengan o los rediseños que me parezcan convenientes.




En cuanto a especificaciones técnicas, las pueden ver en la ilustración que sirvió de base. Ya hace varias semanas, si no que el mes, que me habían entregado de la fábrica los modelos en corte final, pero por el trajín de esto o aquello no las había podido mostrar. Aunque ya es el modelo hecho y derecho, no es el definitivo, le he practicado varias pruebas y no me termina de convencer el agarre, la pensé para que funcionara a modo de "knuckle duster" y que el puño al completo fuese el que diera la potencia del estirón de las ligas en el brazo ancla, pero hay detalles en el agarre que no lo hacen tan confortable como quisiera, en fin, ya veremos. Mañana, a ser posible, o en alguna otra entrada futura, les postearé el montaje de las ligas, badana y el amarre al marco, ya que aprendí nuevas técnicas en este respecto.


Este fue el diseño en papel, la teoría, donde la puerca tuerce el rabo es en la práctica, ya cuando el prototipo está fabricado, listo para usarse y en las manos del usuario.

Y total, aquí tienen los modelitos, mas un prototipo completamente armado en status "Fully Operational", del cual ya le he dado unas cuantas pruebitas, como ya he comentado arriba. Las pruebillas versaron en el tipo de agarre, ergonomía, comodidad en el disparo, etc. saliendo un poco raspada en los resultados de casi la mayoría, en fin, como este es un show "en vivo" las cosas no salen bien a la primera ¿no creen? jejejeje!


Bien, pues esto es todo en este adelanto, aún hay varias cosillas en cuanto al equipo resorterero que les quiero mostrar en un par de futuros talleres MacGyverezcos, pero como le dijo el demonio al padre Karras en el exorcista, esto será "...a su tiempoooo..." jejeje!


¡Hasta Luego!


Garrison

martes, junio 21, 2011




Trekking Gourmet

Preparando Bannock


¡Hola, mis estimados lectores! pues en esta ocasión me ha saltado la curiosidad por meterme más de la cuenta a la cocina y aprender a preparar cosillas que podemos extrapolarlas al campo, a nuestras excursiones.


Por allá de un par de semanas, un amigo chef me enseñó a preparar Pizza casera, hará cosa del fin de semana pasado que preparé por segunda ocasión mis primeras torillas de harina, muy típicas de mi región (receta en esta sección en stand by). Cabe decir que como soy principiante, en el caso de las tortillas, éstas salían del amasado no con su característica silueta circular, sino con forma de zuela de zapato o "guarachudas", pero como me diría mi abuelo "no van a entrar rodando las desgraciadas", jeje!


En el caso de la pizza, más que nada, me sorprendió lo facilísimo que es preparar la masa para la base, mi mente pronto comenzó a maquinar las maneras en las cuales se podría llevar eso a una salida silvestre y pronto me puse a doumentarme acerca del tema, total, que di con un par de recetas supersencillas para hacer pan campirano o Bannock. No voy a inventra el agua hervida, la verdad, pero quise publicarlo como una base para la preparación de alimentos en el campamento.


¿Qué tal con mi primer creación? Teenage Mutant Ninja Turtle Approved!



¿Ven lo atento que está el osino? ustedes no lo aprecian, pero está babeando viendo a su Papa Bear amasando la rica base de la pizzerola, jejeje!


Bien, pues comenzamos, esta receta de bannock va como sigue, primero los Ingredientes:





1 Taza de Harina de Trigo

2 Cucharadas soperas de Polvo para Hornear

1/4 Cucharadita (de las de te) de sal

1 Cucharada sopera de aceite

Agua tibia +/- 1 Taza

1 Paquete de fruta seca, ya sean pasas, trozos de manzana deshidratada, arándanos, nueces, almendras, etc.


Preparación:

En un pequeño bowl vertimos todos los ingredientes y le añadimos agua suficiente hasta formar una masa pegajosa y más o menos uniforme.




Ponemos a calentar a fuego medio una sartén u olla en la cual vaciamos una cucharada de mantequilla o margarina.




Después de "amasar" nuestra mezcla, vertimos el contenido del bowl en la olla, tratando de cubrir toda la superficie de manera pareja.




Dejamos guisar el pan unos 5 a 8 minutos, tal vez poco más, hasta que al levantar una de las orillas se vea dorado y se pueda despegar con relativa facilidad.


Con cuidado volteamos la masa para dejar guisar el otro lado, al levantar la masa, procura vertir otra cucharada de margarina o mantequilla uniformemente al fondo de la olla.





Le damos otro tanto tiempo de cocción y ¡listo! a servirse.


El resultado es Bannock para dos personas.



El pan en sí puede ser el plato principal, mientras que puedes también prepararlo para acompañar a otros platillos campiranos. Bien, mis estimados, yo los dejo, pues hay más que hornear en la Base Hyperboreana.


Hasta Luego! ñam, ñam



Garrison

miércoles, junio 15, 2011

¡Uuuufff! pues por aquí sólo hay más y más calor. Los dejo con Arthur Brown, el padrino de Alice Cooper y tío segundo de King Diamond, jeje! con esta rolita de su autoría, la cual describe perfectamente el ambiente que prima en mi ciudad seca y arenosa, cuídense mucho de las intensas flamaradas solares, no salgan a descubierto, porque como decía mi abuelo: "¡Parece que está planchando el diablo!" jejejeje!





Iam the God of Hellfire and I bring You...

...¡Faia!


¡Los veo al rato mis ínclitos lectores!


Garrison