sábado, diciembre 26, 2009

Pimp my Tactical Knife!
Enchúlame mi Cuchillo Táctico

¡¡¡Esos mis queridísimos cuatro!!!, espero que se hayan pasado todos ustedes unas muy felices fiestas navideñas, que la salud y la armonía en sus hogares hayan sido el regalo más importante este año.

Pues bien, aquí estoy de vuelta compartiéndoles en esta ocasión otra capsulilla más de “Enchúlame mi…”

Ya en otra entrada les he expuesto la inquietud de remodelar mi equipo, ya lo he convertido en uno de mis propósitos para el próximo año, jeje. Pienso que hay dos que tres cosas que no me terminan de agradar y otras tantas que se me ha ocurrido agregar para complementarlo. Una de esas cosas que hay que agregar, o modificar más que nada, es mi cuchillo.

Como recordarán tengo como cuchillo de batalla un Muela Scorpion N-18, con mango de 115 mm de longitud, hoja de 180 mm. cromada negra de acero 440 semiserrada y puño de goma antiderrapante. Dicho sea de paso, ostenta el mote de “Cuchillo táctico” Ja!, pero como he tenido oportunidad de describir en otras ocasiones, es todo un mini machete montañés. Yo la verdad me considero todo un ñepo en cuestiones de nomenclaturas, que si una hoja es de tipo “táctico”, “de montaña”, “de supervivencia”. Personalmente coincido con mucha gente en el sentido de que cualquier instrumento de corte puede adaptarse a ciertas situaciones, vaya, que hasta un pedazo de fierro con un mínimo de punta, nos puede sacar de un apuro de ser lo único con lo que contemos, en fin.

Volviendo al tema, como podrán recordar mi equipo anteriormente constaba de una bolsa riñonera con dos bolsillos laterales que albergaban un par de botellas plásticas deportivas de poco más de medio litro de capacidad cada una. El bolsillo de supervivencia lo complementaba mi cuchillo el cual iba ajustado en la misma correa de la cintura, así que, no había mucho que pedirle al escorpión, sólo que estuviera en “stand by” listo para utilizarse.

Actualmente, y bajo algunos cambios que he realizado, mi “bolsillo de supervivencia” consta de una camelback de dos litros con compartimientos de carga, al ser llevada en la espalda, el cuchillo obviamente se excluye de la dupla original bolsillo-fierro, llevándose aparte en el cinturón. Mi modificación parte precisamente de este cambio y bajo la premisa de aprovechar un “elemento extra” para el equipamiento survivalero y de paso, permitirme transformar mi cuchillo táctico en uno "de supervivencia", jaja!
Este ha sido el resultado de la transformación

Toda la transformación se centra en la funda del cuchillo. Esto fue posible gracias a que ésta es lo suficientemente grande y robusta como para albergar los elementos que más adelante describiremos, hasta cierto punto y viéndolo en retrospectiva, considero que la estaba sub-utilizando.

Como verán, el concepto lo retomé de las viejas recomendaciones del Master Rüdiger Nehberg incluidas en su fabuloso libro “Sobrevivamos”. Algunos de los elementos fueron sustituidos por otros o de plano excluidos. Los materiales y artículos para confeccionarme esta modificación consistieron básicamente en velcro, correa de nylon, funda genérica de cordura para navajas pequeñas, un par de barritas de silicón, pistola para su aplicación y unos cuantos metros de paracord verde olivo (ojo, Paracord=Cordino=Línea, puts! que yo batallé para hacer la chinche traducción hijazos!). Todo ello fácilmente de localizar en un par de comercios especializados de mi localidad.

La funda genérica para navajas pequeñas (que funge como el "micro bolsillo de supervivencia") la encontré en un comercio de artículos militares, su aspecto, tamaño y buena confección me dio mucha confianza para utilizarla en este pequeño proyecto. Hay que aclarar que el acople para el cinturón de la funda debe ser el que está fijo al cuerpo de la misma, considero que el tipo de acoples que tienen un extremo cosido y el otro de velcro, no es muy seguro, por lo cual nos fiaremos más de este último.


Y a continuación les presento el kit por separado, para que tengan oportunidad de apreciarlo en su conjunto, como ven, es algo sumamente básico y enfocado a la consecución de fuego, refugio, caza, pesca y señalización. Los rubros originales del maestro Nehberg donde se inlcuía una pequeña dosis de fármacos para varios usos ya se me antojaba algo excesiva, pero de ser necesario incluiría un par de pastillas de analgésicos, un par de antigripales y un par de somníferos.
En el remate del mango del cuchillo pueden apreciar una bonita rabiza y en la funda, se encuentran enrollados cómodamente seis metros de Paracord. ¿que por qué no ocho, nueve o diez? pues porque tanto estética como funcionalmente, seis le vienen de perlas, no abulta tanto ni se trata de traer en el cuchillo la trenza de Rapunzel.

Bien, pues de izquierda a derecha los artículos exibidos son los siguientes:
Envueltos en plástico adherente se encuentran dos pequeños cabos de vela-sorpresa o vela con truco, en un post anterior ya daba cuenta de este artículo sugerido en uno de sus kits por el compañero Army Ranger Rick. Este tipo de velitas vuelven a encender cuando les soplas, o incluso, como vine a corroborar, si le aplicas cierta brisa de agua. El resultado no puede ser mejor: tenemos una pequeña fuente de fuego anti-tempestad de 10 minutos de duración aprox. Le siguen tres juegos de anzuelos de diferentes medidas, dos plomadas, una hoja de cutter grande, que funciona como una pequeña navaja auxiliar, el filo viene envuelto en un pequeño tramo de cinta eléctrica aislante y la parte superior envuelta con el mismo material funciona como mango. 12 metros de nylon negro. Si pudiera excluir alguno de los artículos (para incluir los fármacos o un par de vendoletas) sería este, su presencia aquí es meramente auxiliar al Paracord. Por último de esta tanda de artículos tenemos 12 metros de hilo de cáñamo de calibre medio.
En la siguiente fotografía se muestra el resto del contenido del micro bolsillo:
Un lujo y quizás uno de los artículos más sobresalientes de este micro equipamiento, la Fenix E01, queda dentro de la funda que ni mandada a hacer, le confeccioné una pequeña rabiza para que se viera coqueta en el conjunto, jejeje!. A continuación, una pequeña tabletita de madera de ocote, madera super resinosa que nos servirá para iniciar una fogata en condiciones adversas, como está saturada de resina, no importa si se moja. Justo enseguida se encuentra una bolsita sellable conteniendo un rascador y cuatro cerillos antitempestad. Completando el kit de fuego, el FireSteel Mini de los amigos de Firesteel.com. éste tiene una medida por demás conveniente para complementar el presente equipamiento. Así que fuego asegurado.
Bien, pues aún estoy en fase de pruebas con el contenido de este micro equipamiento, según lo que se vaya ofreciendo en las salidas iré viendo qué funciona, qué se queda y qué se va ir modificando, por lo pronto me siento muy contento que ya mi Scorpion es todo un Superviviente y no veo el día en que lo pueda sacar a pasear, jeje. Por lo pronto, mi nueva adquisición vía regalo de navidad, el Muela Typhoon, ya le di su ritual de iniciación y ya se ganó su rabiza de Padawan.
Bien, mis cuatro lectores, como siempre espero que lo anterior lo consideren de utilidad o al menos curioso, jeje. Asi mismo se aceptan sugerencias en cuanto a la mejora del contenido y su probada utilidad, así que, a echarle coco. Una persona me decía, cuando estaba quebrándome la cabeza en cuanto a qué poner o qué quitar, que lo más probable sea que sólo necesite en el micro bolsillo de supervivencia, espacio para la linterna y para esto:

Jejejeje! que estén bien, ¡¡Hasta la próxima!!

Garrison

4 comentarios:

Malacero Cazador de Monstruos dijo...

Impresionante la adaptacion, no se me habia ocurrido integrarlo en la funda, yo llevo algo similar pero colgado del cinto independientemente del cuchillo. Creo que te "homenajeare" haciendo algo similar con mi muela mirage 18n, otro minimachete que adquiri hace poco.
Un saludo Mr. Garrison, sigue ilustrando y buenas infernofiestas navideñas.

Z0MBI dijo...

Da gusto leerte, hermano. Eres todo un experto macgyveresco. Y se nota que disfrutas con todo esto, ejjejejeje.

¡¡Un fuerte abrazo!!

Garrison dijo...

Master Malacero:
Gracias por tus comentarios, espero impaciente que publiques la adaptación que le harás a tu fierrazo, también lo mejor para tí en este año que está a punto de entrar. Un abrazo!

Zombi, Hermano!
Si que si! pero me gusta más que disfrutes de estas ocurrencias, jeje, Gracias y te deseo todo lo mejor para el año que viene. Un abrazote para tí y grandes apapachos para mis pequeñas máquinas letales.

Z0MBI dijo...

Jejjeje

Tus pequeñas máquinas letales se pasan el día ronroneando juntitos en el sofá o de dos en dos en la hamaca felina del radiador de mi salón...

XD

A buen seguro que Sus Majestades de Oriente le traerán muchos regalos a tu familia.

¡Un abrazo!