viernes, enero 22, 2010


Pistas Meteorológicas

Que tal mis cuatro?!
Mucho ánimo en este año que ya ha comenzado. Espero que los propósitos no se hayan ido tan rápido como esas 12 uvas que comimos el día último del año viejo, jeje, así que a echarle ganas.

Bien, pues en esta ocasión, y como primer post del año, me decanté por poner en la tablilla el tema de la meteorología, no pienso abordar un sesudo y ultracientífico artículo acerca de ella, más bien pequeñas pistas para estar preparados y reconocer las señales en caso de encontrarnos en sitios agrestes. Una de las razones para comenzar a hablar de este tema es que en esta época del incipiente año hacen su aparición esas ancestrales perlitas de sabiduría popular que ya han caído tanto en desuso como lo es la observación de las CABAÑUELAS.

Las cabañuelas eran desde hace muchos años, el método por el cual nuestros ancestros intentaban predecir el clima a largo plazo. En distintas partes del mundo se le conocen con ese nombre, por lo menos en México y el resto de Latinoamérica, en otras latitudes, como en el norte de España, son conocidas como Témporas. Claro, hoy sabemos que esta tarea no es siquiera una disciplina exacta, pero podemos darle el beneficio de la duda pues, en mi humilde opinión, los refranes meteorológicos han salido del conocimiento de gente curtida en la naturaleza que dependía al 100% de ella y las bondades que le prodigaba para poder subsistir. Casi nada.

Para los no enterados en el tema, se decía que las cabañuelas son representadas por los primeros doce días del mes de enero, cada día a su vez es representado por un mes del año. Según la conseja popular, el clima prevaleciente en cada jornada será como se haga sentir en ese mes en particular, por lo tanto, se deberá ser muy observador para descifrar el comportamiento climático llegándose la ocasión. Ahora, después del 12, se cuentan también otros 12 días hasta el 24, pero esta vez se cuenta de atrás hacia delante, siendo el mes de diciembre el que es representado en el día 13 y así sucesivamente hasta terminar el 24 con enero. Yo la verdad no había sido mucho de probar con este método, pero invito a mis cuatro a que hagan sus experimentillos, de ser posible, saquen los datos climáticos de algún sitio confiable, a saber, de alguna estación oficial climatológica, gubernamental o privada y después contrasten los datos conforme el año va pasando, promediando la temperatura y otros aspectos de cada mes para ver si se ve confirmada por la conocida conseja popular. Jejeje ¡mucha suerte!

Yo por lo pronto ya he registrado los datos referentes a la ciudad de Chihuahua, del 1º al 12º de Enero, es decir, representando de Enero a Diciembre de 2010 a ver qué sale. Las temperaturas fueron dadas en grados Celsius, el n/r quiere decir no recuerdo, jajajaja o más bien, No Reportada.

1- Max 15 / Min -6 Precipitación n/r
2- Max 17 / Min -5 Precipitación n/r
3- Max 17 / Min -1 Precipitación n/r
4- Max 14 / Min -3 Precipitación n/r
5- Max 17 / Min -3 Precipitación n/r
6- Max 20 / Min -1 Precipitación n/r
7- Max 14 / Min -2 Precipitación n/r
8- Max 5 / Min -5 Precipitación n/r
9- Max 10 / Min -8 Precipitación n/r
10- Max 13 / Min -7 Precipitación n/r
11- Max 14 / Min -2 Precipitación n/r
12- Max 15 / Min -4 Precipitación n/r

Bien, pues eso queda ahí en el tintero.

Otra fuente de información climatológica, pero ésta de corto plazo y poco más exacta, es la observación del cielo y los recursos que lo componen, en este caso un signo un tanto claro y obvio de buen o mal tiempo lo dicta la nubosidad, así es que veremos una guía rápida para su identificación. La clasificación de nubes de acuerdo con sus características visuales proviene de la Organización Meteorológica Mundial y viene recogida en el International Cloud Atlas.

Los nombres oficiales de los diferentes tipos de nubes se dan en latín. Existen cuatro géneros fundamentales:
Cúmulos (Cumulus): nubes de desarrollo vertical
Estratos (Stratus): nubes estratificadas
Nimbostrato (Nimbostratus): nubes capaces de formar precipitaciones
Cirros (Cirrus): nubes de cristales de hielo

A su vez, las nubes se dividen en tres tipos básicos:

Las altas – que en cuyo caso se encuentran en el rango de los 5 y 13 km de altura.
Las de mediana altura - que se encuentran en el rango de entre los 2 y 5 km. y por último
Las bajas – que se encuentran por debajo de los 2 km. de altura.

NUBES ALTAS
Cirros: Un cirrus o cirro es un tipo de nube compuesto de cristales de hielo y caracterizado por bandas delgadas, finas, acompañadas por "copetes". El nombre "cirrus" deriva del latín "hebra de cabello."
Muchos cirros producen filamentos como hebras de cabello hechas de cristales de hielo más pesados que precipitan. Estas "rayas de verano", una forma de virga, indican la diferencia en el movimiento del aire (viento cortante) entre la parte superior del cirrus y el aire debajo. A veces los topes de estos cirros se mueven rápidamente por encima de una capa de aire, o estas "rayas" se rompen dentro de una capa más baja y más rápida. Las direcciones de esos vientos pueden también variar. La presencia de muchas nubes cirros en el cielo puede ser signo de un sistema frontal o que una perturbación de las capas altas se aproxima. Los cirros pueden ser también remanente de una tormenta. Grandes capas de cirros y de cirroestratos típicamente acompañan los flujos en alta altitud de huracanes y tifones.
Cirrocúmulos: Los cirrocúmulos son nubes que se encuentran en las capas altas del cielo y se forman horizontalmente. Se dan entre los 6 y los 12 km de altitud. Se forman a partir de cirros o cirrostratos cuando éstas son calentadas suavemente desde abajo. Este proceso de calentamiento hace que el aire se eleve y se meta dentro de la nube. Esta es la razón por la cual el cirrocúmulo se encuentra asociado casi siempre con cirros y al cirroestratos. La nube esta conformada por pequeñas áreas blancas y delgadas, las cuales están compuestas por granos u ondas muy pequeñas. Como todas las nubes de alto nivel, los cirrocúmulos están compuestos por cristales de hielo. Estos cristales pueden evaporarse, apareciendo espacios entre las nubes. La misma presenta generalmente dos sistemas de ondulación y márgenes fibrosos.

Cirroestratos: Los Cirrostratos son nubes caracterizadas por estar compuestas de cristales de hielo y frecuentemente por la producción del fenómeno óptico halo. Suelen aparecer como blanquecinas y usualmente con velos fibrosos, a veces cubriendo todo el cielo y a veces gran parte. Son nubes de alta altitud: de 6 a 12 km. Los cirrostratos son signo de precipitación en las siguientes 12 h.



NUBES MEDIAS
Altocúmulos:
Un Altocumulus o altocúmulo es una nube caracterizada por masas globulares o arrollamientos en capas o parches. Son nubes de media altitud, de alrededor de 2,4 a 6,1 km. tamaño medio, blancas a grisáceas, en estratos, capas, o parches con masas en ondas, formas acigarradas o arrolladas. Los altocúmulos frecuentemente preceden un frente frío, y con la presencia de mañanas calurosas, húmedas, de verano, señalan el desarrollo de nubes de tormenta más tarde en el día. Una forma de altocúmulos, altocumulus lenticularis, u "ondas de montaña", suelen reportarse como "OVNIs".


Altoestartos: Los altostratus o altoestratos son un tipo de nube caracterizada por una gran lámina generalmente grisácea uniforme, más claras en color que los nimbostratus y más oscuras que los cirroestratos. Significa "los más altos estratos." Los altoestratos son causados por grandes masas de aire, que ascienden y luego condensan, usualmente por un frente sistema frontal entrante.


Nimbostratos: o nimboestrato es una nube caracterizada por capas uniformes generalmente gris oscura; Este tipo de nubes no siempre se presenta a la misma altura, de ahí que no se pueda considerar nube de tipo bajo o medio, pero su base suele estar en torno a los 2000 metros. Los Nimbostratus bloquean completamente la luz solar. En comparación con los stratus, altostratus y cirroestratos; los nimboestratos siempre precipitan y estas precipitaciones suele ser continuas y no muy intensas a diferencia de nubes de tipo convectivo.

NUBES BAJAS
Stratocumulo: Un stratocumulus (estratocúmulo) es una nube grande, oscura, de masas redondeadas, en grupos, alineadas, o en ondas, cuyos elementos individuales son más grandes que los de Altocúmulus, y se presentan a más bajas altitudes, por debajo de 2,4 km Se crean débiles corrientes convectivas generando difusas capas de débiles nubes, debido al aire más seco y estable que está por encima, e impidiendo su desarrollo vertical.
Generalmente los estratocúmulos no aportan precipitación o solamente lloviznas, o nieve. Sin embargo, esas nubes suelen anticipar a peor tiempo, indicando tormentas a futuro, o al menos un frente tormentoso. Son similares en apariencia a los altocumuli y suelen confundirse. Una simple prueba los distingue al comparar el tamaño de las masas individuales o rollos: apuntando el índice en la dirección de la nube, si ella es como el tamaño del pulgar, es un altocúmulo; si es como toda la mano, es un estratocumulo.


Stratus: Un Stratus o estrato, del latín "extendida, ensanchada" es una nube caracterizada por capas horizontales con una base uniforme, en oposición a las nubes convectivas que son tan altas como anchas (las Cúmulus). Más específicamente, el término Stratus (abreviado St) se usa para describir nubes chatas, sin formas, de baja altitud (por debajo de 2,4 km) yendo de color gris negruzco hasta blanquecinas. Estas nubes son esencialmente niebla por encima del nivel 0, formadas tanto por nieblas ascendentes o cuando aire frío se mueve a bajas altitudes sobre una región. Estas nubes no suelen precipitar, transformándose, si están suficientemente bajas en altitud, en neblina, niebla, o en llovizna.

Cumulonimbus: Los Cumulonimbus o cumulonimbos son nubes de gran desarrollo vertical, que internamente están formadas por una columna de aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatoria que tiene un sentido antihorario en el hemisferio norte y horario en el hemisferio sur. Su base suele encontrarse a menos de 2 km de altura mientras que la cima puede alcanzar unos 15 a 20 km de altitud. Estas nubes suelen producir lluvias intensas y tormentas eléctricas, especialmente cuando ya están plenamente desarrolladas. Tipo de nube de desarrollo alto, denso, con tormenta y mal tiempo. Se pueden formar aisladamente, en grupos, o a lo largo de un frente frío en una línea de inestabilidad. Los cumulonimbus se forman de nubes del tipo cúmulus.


Bien, pues ya que la temática de este post es hacer referencia de los signos y señales de buen o mal clima, que podrá beneficiarnos o perjudicar nuestra estadía en tierras agrestes, he seleccionado y recopilado unos cuantos consejos para que podamos tomarlos en cuenta.

Signos de buen tiempo:

-En verano, el rocío matutino (en otoño, la helada) es señal de buen tiempo.

-La niebla matutina descendente o que se disuelve tras una noche clara permite esperar buen tiempo para el día siguiente.

-Los cirrocúmulos en forma de bancos, que aparecen durante la madrugada y se disuelven con rapidez, son señal de buen tiempo.

-Los velos nubosos ligeros y casi invisibles son signo de tiempo bueno y estable.

-Si aumenta la bruma tras haber reinado una buena visibilidad y en el cielo escasean las nubes, significa que hará buen tiempo estable.

-Los cúmulos durante el mediodía y la tarde, cuyos bordes desciendan y se disuelvan, son señal de alta presión atmosférica.

-Los cúmulos que se extienden durante la noche indican buen tiempo.

-El cielo color azul mate y pobre en nubosidad permite concluir que habrá tiempo estable.

-Si las golondrinas vuelan muy alto, significa que predominan altas presiones atmosféricas, lo mismo que el humo que asciende verticalmente.

-La formación de bancos de niebla durante la noche, cuando hace mal tiempo, anuncia una mejora de tiempo.

-Las lluvias violentas tras prolongadas precipitaciones anuncian mejoría.

-Los cúmulos aislados que se mueven en la dirección del viento indican una mejora del tiempo.

Señales de mal tiempo:

-Las estrellas centelleantes indican que se acerca un brusco cambio del tiempo; mientras mayor sea el centelleo, más pronto se producirá dicho cambio.

-Si no cae mucho rocío durante el verano, hay que contar con un empeoramiento de las condiciones atmosféricas.

-Los amaneceres rojizos, sobre todo si adquieren un tono sucio, son señal de que se producirá una mayor humedad atmosférica. Si se ven nubes bajas durante la salida del sol, indica que lloverá pronto.

-Las temperaturas poco usuales durante las primeras horas de la mañana equivalen a un pronto empeoramiento de las condiciones atmosféricas.

-Si la temperatura aumenta un poco cada día, se traduce un empeoramiento gradual del tiempo.

-Los velos de cirros provenientes del suroeste significan que pronto lloverá.

-Si se aproximan simultáneamente diversos tipos de nubes, como estratos, cirrocúmulos, altocúmulos y cirroestratos, indica que no tardará en producirse un brusco cambio de las condiciones atmosféricas.

-Si se forman jirones de niebla sobre los valles y las faldas de las montañas, que a su vez se hacen más espesos y ascendentes, es señal de empeoramiento del tiempo.

-Los jirones de nubes bajas y raudas, las nubes desgajadas o los velos nubosos indican que pronto lloverá, al igual que los jirones de nubes situados en la parte inferior de los cúmulos.

-Si predomina una gran visibilidad sin que antes haya llovido, significa que empeorará el tiempo.

-Los “halos” alrededor del sol o la luna significa un empeoramiento del tiempo en las próximas 24 hrs.

-Las duplicaciones solares, provocadas por la refracción de la luz, indican una alta humedad atmosférica y, por lo tanto, posibilidad de lluvia.

-Los cielos de color azul oscuro con masas nubosas cambiantes son señal de tiempo inestable, con inclinación hacia los aguaceros.

-Las golondrinas que vuelan bajo o los peces que saltan sobre la superficie del agua (insectos que vuelan muy cerca del agua) permiten concluir que se producirá un empeoramiento de las condiciones atmosféricas.

-El humo que permanece cerca del suelo indica empeoramiento.
Y por último, no podía faltar el refranero popular, frases algunas con rima, otras con gracia pero todas dignas de confianza, éstas nos hacen recordar en cierta medida las circunstancias que pueden encerrar las señales que nos proyecta el campo y sus elementos, ahí les van algunas que he encontrado y que recopilé para cerrar esta entrada.
-En Enero, bufanda, capa y sombrero.
-Febrero loco, Marzo otro poco.
-Cielo rojo matutino, advertencia para el marino.
-Niebla en la montaña, montañista a tu cabaña.
-Truenos con luna nueva prepárese a que llueva .
-Animales perezosos, tiempo tormentoso.
-Luna que presenta halo, mañana húmedo o malo.
-Nubes barbadas viento a carretadas .
-Cuando el cielo está de lana, si no llueve hoy lloverá mañana.

Bien mis ínclitos cuatro, espero que este recordatorio lo hayan encontrado interesante y quizás útil. Reitero mis mejores deseos para este año y seguimos por estos lares.

Hasta pronto!

Garrison


Fuente del tema nubes: Wikipedia.
Fotografías de nubes: Wikipedia / Corbis

2 comentarios:

Malacero Cazador de Monstruos dijo...

O como se dice por aqui: cuando el grajo vuela bajo, hace un frio del carajo...
Aqui en la costa son las gaviotas las que avisan del estado del mar, tierra adentro, malo a muy malo, o hay un vertedero de basuras que puede ser; en dias de lluvia y se van mar adentro, se acaban las precipitaciones.
Estoy trabajando en su peticion Mr. Garrison aunque voy a tener que limitarme a modernos porque si no seria una tarea inacabable.
Un abrazo.

Garrison dijo...

Master! siempre un gusto leerte.

Jajaja, buen dicharacho me has puesto, habrá que incluirlo en la lista. Y si, tienes toda la razón, no debemos subestimar el comportamiento de los animales del entorno, ellos buscan refugio y mejores condiciones cuando se avecina un frente climático adverso.

Y bueno, me da gusto que hayas aceptado mi encargo, espero no estar provocandote muchas molestias. Reitero mi agradecimiento.

Bien, pues espero que tengas un excelente fin de semana!! Un abrazo y buena caza!!