jueves, enero 08, 2009

FlameGyver . Confeccionando un iniciador de fuego

Qué tal Mis cuatro lectores!
Espero que hayan comenzado el año con muy buenos propósitos, pero más que nada, con mucha salud, trabajo y unión familiar.

Pues este post va a hacer referencia a lo que comentábamos en una entrada anterior acerca de la utilización del Ocote como inicador de fogatas, en esta ocasión, me pareció pertinente compartirles el siguiente experimento que ya forma parte de mi equipo y que inaugura, de paso, los apuntes de este año 2009.
Bien, pues les comento que hace un par de días probé encender con la piedra de la barrita de magnesio, un poco de aserrín de ocote producto de serruchar un pequeño tramo de madera de 6 cms. cuadrados. Esto me proporcionó suficiente material para mantener encendida una pequeña llamarada por poco más de 3 minutos, había viento moderadamente fuerte que la golpeaba constantemente, pero la resina encendida fue difícil de apagar. Dado el caso de hacerse de unos cuantos pellets para llevarlos en el bolsillo, considero suficiente su eficacia para encender una fogata.

Utilicé un pequeño barrote de Ocote que tengo guardado para mis experimetos.
Serruché uno de los extremos. Más que aserrar el barrote, lo raspé para poder producir el aserrín.
Ahora nos preparamos para sacar chispa. Sólo utilicé una pequeña porción para probar si funcionaba el "invento".
...A la wan... a la tú... ...a la wan, tú, trí!
En fin, en un programa en vivo nunca nada sale a la primera, sorry!
Esto era lo que le faltaba para ser Omelette.
École Quick! encendió y a esperar. La primera cosa a calificar ya se cumplió (intensidad de la llama), falta la duración y la resistencia de la misma.
Después de poco más de tres minutillos, esto fue lo que quedó de nuestra prueba, para mi basta para adicionarlo a mi equipo.
Después del éxito de nuestro experimeto, aquí les muestro la presentación "para llevar" del Ocote, dado que el aserrín de este material es sumamente moldeable, lo he almacenado en un un envase de pegamento tipo "lápiz adhesivo". Me permití la libertad de diseñarle una etiqueta que aparte cuenta con un medidor de dosis, por aquello de evitar el desperdicio de material y, cómo no, para sacarlo con estilo jeje! "sólo gire la perilla y listo". ;)
"Destape, gire, extraiga la porción requerida, posicionela sobre un pequeño nido de yesca previamente confeccionado, chispée sobre el aserrín y listo!"
Aquí su "dosificador" teniendo material suficente para por lo menos, 5 encendidas.

Bien, espero que esta pequeña recomendación les sea de utilidad, nos vemos la próxima.

Garrison

1 comentario:

Morrison dijo...

Genial Garrison, muy buen aporte. Saludos