viernes, febrero 27, 2009



FlameGyver . La Batería Incendiaria



¡Prometeo! ¡Prometeo! ¿´ondestás que no te veo?
Si este osado personaje hubiera imaginado que “los simples mortales” se las ingeniarían para sacar chispas de formas poco convencionales, la hubiera pensado dos veces en arriesgar el pellejo para robarle el flamígero elemento a los dioses jeje! Bien, pues con la tónica ya trazada desde el anterior apartado “FlameGyver”, en esta ocasión exploraremos otra manera de confeccionar un iniciador de fuego pelín exótico. Claro, con esto no se está pretendiendo la recomendación de desechar de tu equipo los tradicionales cerillos o mecheros y en vez de eso cargues con trebejos raros, como lo es el presente caso, sino que es bueno saber que existen múltiples formas para, dadas sean las circunstancias, utilizarlos a nuestro favor.

Para esta ocasión necesitaremos:
-- 1 fibra metálica fina para lavar trastes.
-- 1 batería de 9V preferentemente nueva.
-- Nido de yesca u otra materia flamable, muy fina seca y lista para encender.

Procedimiento:
-Desbastaremos la fibra para que quede un poco suelta, sólo necesitaremos una pequeña porción.




-En el entramado de la fibra metálica haremos un espacio para mezclar una pequeña porción de yesca, de ser posible, seleccionaremos la más fina. Este paso puede omitirse, pero en este experimento quise auxiliar a la fibra para que haya un “pre-encendido” y facilitar la ignición del nido de yesca.



- Aquí en delante se necesitará un poco de paciencia y coordinación. Para comenzar el proceso de encendido, sólo bastará que un buen trozo de fibra metálica cubra ambos polos de la batería. En este momento la fibra se calentará hasta quedar al rojo vivo emitiendo un leve chisporroteo.

-Cuando hayamos logrado encender un buen pedazo de la fibra metálica, habremos de soplar suavemente para que siga la ignición, buscando que alcance a la pequeña porción de yesca.


-Habiendo conseguido lo anterior, debemos llevar el pequeño paquete ígneo a donde tengamos otro tanto de material flamable para que posteriormente arda en la madera que tengamos preparada para la hoguera, y ¡Listo!

El inconveniente es que este método, dependiendo de la duración que le demos al proceso de encendido, desgasta rápidamente la batería y la calienta mucho. Lo recomendable es exponerla a la fibra metálica en pequeños intervalos de tiempo e ir calculando la ignición que se vaya generando. Posiblemente mientras le agarramos el tranquillo, éste sea un método de uso y descarte, pero cuando no se tenga algo más, es mejor que nada.

Bien, pues eso es todo por el momento, hasta aquí con otro truco FlameGyver. Espero que les sea de utilidad.

Hasta Luego!

Garrison

2 comentarios:

HUNTER dijo...

Hola, bien simpatico tu Blog, queria aportar que la yesca se puede reeplazar por papel higienico, tiene que estar limpio eso si jajajaja salu2 y visiten mi blog http://calamachile.blogspot.com/ y comentan, salu2

Garrison dijo...

Qué Tal Hunter!
Gracias por tu visita!

Así es, la yesca puede ser cualquier material de preferencia fino, altamente flamable y como lo comentas, "SIN IMPUREZAS" JEJEJE!

Un abrazo, nuevamente gracias por pasar por este espacio y paso a tu blog a checar.

Hasta luego!