domingo, agosto 23, 2009

Trekking Gourmet
Snack Energético
¿¡Qué tal mis ínclitos cuatro?!
Si bien, en anteriores ocasiones ya habíamos tenido oportunidad de asaltar la alacena y prepararnos unas raciones de acampada, o bien entrar hasta la cocina y prepararnos un rico pan de muerto, con este post inauguramos sección en la cual les compartiremos la preparación de algunos bocadillos para la acampada. Las caracaterísticas principales que deberán cubrir estos alimentos serán: que podamos obtener con ellos un gran aporte energético, que tengan larga vida de estante, que sean ligeros, que casi no ocupen espacio en nuestras mochilas y que no requieran mucha preparación una vez estando en ruta.
En esta ocasión prepararemos un sencillo snack basado en un tradicional dulce de la región llamado "garapiñado". Pregunto: ¿cuántas veces habremos pasado por el familiar changarrito de dulces típicos apostado en alguna plaza o rincón de nuestra ciudad y no nos habremos percatado de que existe en su interior un verdadero catálogo de bombitas energéticas para acampada? pequeños, sencillos y baratos paquetes de celofán rellenos de grasa, proteínas, carbohidratos y azúcar con los cuales podemos levantarnos la moral en esas horas de caminata por los hinóspitos y escarpados parajes, cuando sentimos nuestra mochila que parece la hemos empacado con rocas. Bien, pues no necesitamos correr al comercio especializado o a los supermercados para asegurarnos una power bar, estos sencillos productos son otra opción para nuestra alimentación survivalera. Comenzamos.
Ingredientes:
1 Taza de azúcar
1/2 Taza de Agua
75 grs. de:
-Nuez
-Almendra
-Cacahuate (maní)
-Uva Pasa
1 Limón
Preparación:

Ponemos una cacerola a fuego medio.

Vertemos en la cacerola todos los ingredientes menos el jugo del limón. Se mantiene en movimiento con una cuchara de madera por 20 minutos o hasta ver que el azúcar ha caramelizado completamente. En ese momento se agrega el jugo del limón y se mezcla rápidamente...

Se retira del fuego la cacerola y se vacía su contenido en una superficie plana dura y fría (vale para esto una tabla de picar, un pato extendido o alguna otra superficie limpia que se tenga a la mano) Con cuidado se separan los frutos con la mano o una cuchara y se empaquetan. Para nuestra actividad valen unas bolsas tipo ziploc tamaño sándwich, hay que dejar la bolsita abierta para que pueda enfriarse el contenido.

Yum, Yum! las frutas deberán estar cubiertas con el azúcar caramelizada, si presentan grumos de azúcar, no hay problema, la adherencia está asegurada.

Aún estando calientes se pueden formar terrones de fruto seco caramelizado, es otra opción para llevarlo en nuestra mochila.

Esta sencilla receta rinde para 600 grs. de producto (cuatro bolsitas de 150 grs. cada una) y tiene una duración en estante de por lo menos 6 meses. Bien, con esto cerramos esta primera sección, estén pendientes de otras recetillas en el futuro. Como siempre, espero que les sea de utilidad.
¡Hasta luego!
Garrison

2 comentarios:

Z0MBI dijo...

Con eso en el bolsillo me veo más capaz de mantener la moral alta aun en caso de AZ, jejeje...

¡Un abrazo, hermano!

Garrison dijo...

¿Verdad que si?
El azúcar tiene esa magia jejejeje

...y luego imagínate, en caso de un AZ eso sería como un verdadero botín en oro, moneda corriente, instrumento bien cotizado ´pal trueque, etc. etc. ;)

Un abrazote para ti mi hermano y besos en los bigotes de tus preciosos felinos.