miércoles, junio 02, 2010

¡Por fin, Asomando la Cabeza!

Pues como ya lo saben, hace un par de entradas de este su búnker virtual les informaba del infortunado accidentillo que me dejó fuera de combate por tres semanas.
Hoy, he vuelto a la actividad en toda forma, a mi trabajo, con algunas reservas y cuidados, pues no quiero hacer mucha confianza al apoyar mi piececito. La férula que me cubría hasta la pantorrilla y las muletas las dejé de usar hace una semana y desde entonces y al día de hoy ya puedo andar con pasos de ayudante de científico loco. Por un tiempo pensé que ningún calzado con el que cuento me iba a volver a hormar, pero la hinchazón cedió y mi dedo lo siento cada vez más "normal". Como lo puse en el tablón de anuncios, hoy volví al trabajo y no pensé que me fuera a sentir tan bien. Regresar un poco a la rutina me da también más confianza.
Volver a conducir también es una delicia, ya estaba medio harto del encierro, así que estoy disfrutando de cada respiro fuera de la base hyperboreana, jajajaja!


Y bueno... ...en mi convalecencia, si algo bueno saqué fue que tuve oportunidad de chutarme cada una de las pelis de zombis que tengo, saboreando todas y cada una de ellas, algunas con ese saborcillo y atmósfera ochentera que tanto gusta y aproveché para renovar los votos de mi naturaleza friki jejejeje!
También tuve el tiempo para idear algunas cosas para compartírselas y que espero estar posteando pronto, se me ocurrieron un par de opciones para armar un kit EDC y de "primera intervención" que espero les guste, también gracias a una sugerencia del buen Master Malacero se ha quedado en el tintero un kit anti-zombi para los compañeros discapacitados, pronto estaré armando un taller macgyverezco de Jueves Zombi Extra y un par de cosillas más que requerirán sartenes y estufa que mejor prefiero ponerme a chambear en ello para luego mostrárselos y no dejar más tiempo sin actualizar la BH.


Lo que si es que gané, aunque no lo crean (yo la verdad sigo sin creerlo) fue por lo menos un par de kilos de más, jajaja en tres semanas de encierro es increíble que uno pueda criar semejante tripocha, así que de ahora en adelante, a bajarle a tanta chuchería a la que estuve acostumbrado engullir este tiempo y a comenzar a hacer ejercicio.


El autoretrato lo hice mientras tomaba una charla telefónica aquí en la office, así que ustedes dirán lo largo y tendido que se habló, jaja. Muestra perfectamente, y de manera muy benigna, el aspecto fodongo que este su servidor tuvo hasta hace unas horas.
Bien mis respetables lectores, espero postear a la brevedad, mientras tanto cuídense y seguimos en contacto.

¡Hasta pronto!

Garrison

3 comentarios:

Monstruo Malacero dijo...

Que triste es cuando uno ya no disfruta del ocio forzoso... sera eso lo que llaman hacerse mayor????
Ahora al tajo que el apocalipsis no espera y no me veo como un infestado que uno es muy limpio y le gusta oler a colonia y no a perro muerto. ansio nuevas....

Kieslowski dijo...

Hostia! no me había enterado de que habías tenido un accidente.

Me alegro que estés bien. Cuidate mucho y espero volver a verte por las ciudades virtuales.

Un abrazo.

Garrison dijo...

Master Malacero, tristemente compruebo lo que bien dices, hace diez, quince años, con la pata cucha ya me habría largado al monte sin pensarlo, jejeje, gracias por los ánimos, hermano!

Mister Kieslowski, pues como dice la canción, así es la vida vals, pero gracias a Dios ya vamos de salida, me dio mucho gusto ver tu comentario. Gracias por tus ánimos, espero pronto poder seguir compartiéndoles mis desvaríos.

Un abrazo para ambos dos!! jeje!!

Seguimos en contacto!