lunes, octubre 11, 2010

Sobrevivir o no sobrevivir... ...el dilema es hacerlo en una sola pieza.
Buenas las tengan mis amables lectores, por fin tuve un alto en las labores (a pesar de ser San Lunes) y aprovecho este breve break para ponerme a teclear como endemoniado y plasmar este post. De hecho es una "colaboración", ya que hay que agradecer al buen amigo José Luis, lector de Cd. Juárez, Chih. quien nos ha compartido una primicia de corte cinematográfico, cuyo visionado promete ser una muy buena inversión.
De vez en cuando podemos disfrutar (o padecer) de alguna peli relacionada con nuestra afición, algunas con cierto dote de acción, suspenso u horror, las pocas son de corte dramático y principalmente basadas en hechos verídicos, retratos crudos de personas que una de dos: o se han convertido en héroes por su valentía y determinación ante una situación de extremo riesgo y peligrosidad, ó, se trate de verdaderos relatos de terror (sin necesidad de gore o sobresaltos espontáneos) donde los protagonistas terminan siendo parte de una triste estadística. Ambos extremos de estas situaciones tienden a dejarnos una que otra enseñanza, tal como nos la puede dar - bien escondido entre líneas - algún relato de ficción, que ya revisábamos hace varias entradas en el tema de literatura survival y que no es más que el reflejo del comportamiento humano en casos de terrible estrés con algunas "libertades artísticas" para hacerlo interesante, por supuesto.
Bien, pues el compañero nos recomienda una peli realizada por nuestro entrañable director Danny Boyle llamada 127 hours la cual nos narra el drama de un joven llamado Aron Ralston, amante de los deportes de aventura, quien desgraciadamente fue puesto a una muy dura prueba, cuando pateando en solitario los áridos páramos del desierto de Utah, queda atrapado en una pequeña hondonada producto del desplome de varias rocas, una en particular que le aprisiona la mano derecha. El protagonista ahora tiene el duro dilema de morir en esa prisión de roca y arena, o "cortar" su camino hacia la libertad... ...y la vida.
Los dejo con el trailer que anda circulando ya y una liga al sitio oficial, así como una desgarradora entrevista hecha in-situ para la televisión, donde Ralston cuenta los escalofriantes detalles de su liberación que le permitió vivir para contarlo.

De ahí habrá que sacar algunas buenas conclusiones, la primera que salta a la vista es ¿Cuánto o qué estaremos dispuestos a despojarnos en función de salir de una situación límite? ¿Sabremos discernir si esos actos serán o no una buena "inversión"? ¿Las decisiones que tomaríamos estarían espoleadas simplemente por el pánico? ¿Podemos tener la mente tan fría para asumir los costes psicológicos?
¡Vaya! por el momento esperemos que la peli se estrene pronto por estos lares y así poder comentarla con más tranquilidad. Bien, pues creo que eso es todo por el momento, seguimos en contacto, cuídense y hasta pronto.
Garrison
Foto de portada: Corbis

8 comentarios:

ramon dijo...

Joder , que historia y fuerza mental tiene el tio , para volver y esplicar hasta el ultimo detalle.Su frase " no morire aqui" lo dice todo , Se nota que las secuelas siquicas son importante , mas graves que las del brazo , al que parece haberse adaptado ya, cortarse el brazo con la multiusos es todo una heroicidad que dudo que yo fuese capaz,a unque para saberlo tendria que estar como el entre la espada y la pared.Nunca se sabe que estas dispuesto hacer para salvarte o para salvar a alguien muy querido.

Monstruo Malacero dijo...

Urrgh! Ya habia oido hablar de este tio en la promo de la pelicula y la verdad es que no creo que la vea facilemente, estas pelis malrolleras en las que se como va a terminar la cosa no son santo de mi devocion.
En cuanto a que llegamos o no a hacer por miedo, a la vista esta en cualquier noticiario... mejor no ponerse en su lugar solo actuar. Un abrazo transoceanico

Garrison dijo...

Que hay Buen Orco!
Pues si, eso ya no fue un acto desesperado, fue una desición bastante inteligente, su mano aplastada ya estaba en una condición bastante deplorable, como lo explica el propio Ralston, así que el dilema de salir vivito y no morir por una infección generalizada ya era bastante justificado.

Aún así, tuvo los pantalones bastante bien puestos para amputarse su extremidad y para más INRI, con una navaja sin filo, lo más escalofriante para mi fue escuchar de su propia boca cómo tuvo que torcerse para romper sus huesos, pues la navaja no daba abasto para la tarea.
No, no, no, muy intenso.

Por mi parte llevo siempre conmigo una multiusos como parte de mi equipo EDC, y la verdad es que la he aceitado para que todas las hojas salgan con facilidad en caso de manejarla a una mano... ...incluso la sierra. ;)

Gracias por comentar chamacón!


Master Malacero!
Un gusto verlo por acá.
Te doy la razón, esas pelis dan una grima espantosa. Allá por los principios de los ochentas (siendo un pequeñuelo) vi una peli (filmada por mediados de los setenta) basada en el archiconocido desastre aéreo de los andes, donde un equipo de deportistas sobrevivieron durante 72 días en un ambiente hinóspito y hostil. La verdad no pude dormir como en una semana, logro compartido en aquel tiempo sólo por "el exorcista", jejeje.

Lo bueno es que no todo es trágico. Las buenas noticias del momento son los mineros chilenos que han salvado el pellejo después de no se cuántos días de cautiverio en una tumba de más de 600 metros de profundidad, ahí me pregunto, ¿cómo se mantuvieron cuerdos todo ese tiempo? Otro ejemplo para tomar en cuenta.

Gran abrazo hermano y seguimos en contacto!

joseluis dijo...

Saludos "paisa" tiene buena pinta esa pelicula, sobre todo al ser historia verdadera da escalofrios, muestra una decision bastante dificil en una situacion literalmente contra la parede, saludos bro que bueno que escribiste sobre el tema ya tenias bien zombie tu pagina bro jejeje estamos en contacto

Garrison dijo...

No, Bro. gracias a tí por el "pitazo", estaremos al pendiente de esta movie.

Y bueno, para que este bunker quede zombie va a estar difícil, las defensas perimetrales están intactas, así que, seguimos al pie del cañón. jejejeje

Cuídate y seguimos en contacto.

Z0MBI dijo...

Buenobuenobueno, me encantó esta película. Lo mejor es cómo juega Danny Boyle con nosotros en todo momento y con nuestro conocimiento de que acabará quedando atrapado y decidiendo amputarse el brazo para liberarse... Una pasada. Boyle es un genio de los pies a la cabeza.

Garrison dijo...

Dichoso tu hermano que ya la has visto, por acá no ha llegado aún y ni rastros de ella.

Si, Mr. Boyle es la mera neta del celuloide, jeje!

Un gran abrazo y jalones de bigotes a mi Rogue Squadron.

Shittie dijo...

Muy interesante el tema...muy bueno tu blog.....te invito a que visites los mios: http://violetadia.blogspot.com/ y http://virtualmenteadicta.blogspot.com/.