viernes, diciembre 28, 2012



Bitácora Hyperboreana presenta:
Taller Macgyverezco
Tips para la Protección de Nuestra Base.


¿Qué hay de nuevo mi cuarteto favorito? Lo sé, lo sé, este Taller Macgyverezco no nos resuelve nada a nivel de acampada, peeeeeeeero, dado que también estamos promoviendo las preparaciones anti-desastres en nuestro hogar, vale la pena compartirles esta pequeña recomendación.



Pues ahí tienen ustedes eso, el hogar es para muchos de nosotros nuestro único y último bastión en el cual hemos invertido sueños , sudor y lágrimas para tenerla a punto, amén que es nuestro santuario y el lugar donde resguardamos nuestras pertenencias más valiosas. Así mismo, y desgraciadamente es la triste realidad, estamos a merced de que la delincuencia pueda entrar y despojarnos de todo cuanto nosotros hemos trabajado y luchado.  Por tal motivo, al margen que tengamos las preparaciones adecuadas de seguridad, dígase el levantamiento de una barda perimetral, la instalación de una alarma, la puesta a punto de rejas en las ventanas y barandal, chapas de seguridad en las puertas, y un largo etc. esto suele ser un reto bastante jugoso para los malandrines, quienes en determinado momento se abren paso a pesar de todos los trebejos que hayamos procurado para ponérselas difícil.


Recuerdo hace ya varios años, cuando me mudé a mi anterior vivienda, estaba situada en un fraccionamiento nuevo casi sin habitar, en la cuadra de mi casa solamente habíamos unas tres familias y poco a poco fue poblándose, en ese ínter  la zona era muy vulnerable y propensa a recibir visitas de los amantes de lo ajeno, y a pesar de que los vecinos instalaban toda clase de protecciones, los ladrones hacían de las suyas.


Yo tuve a bien practicar varias medidas disuasivas que  apoyaban a los trebejos caseros de seguridad antes mencionados y puedo garantizarles que en todo el tiempo que residí allí, mi casa fue la única que no sufrió saqueo alguno, a pesar de que en la casa contigua y la que compartía patio sí le habían "pegado". Bueno, algo habré hecho bien.



Entonces he aquí estas sencillas medidas disuasivas para evitar ser visitados por los amantes de lo ajeno:



El inquilino Imaginario.
¿Recuerdas a ese amiguito imaginario que te frecuentaba en tu niñez y era tu compañero de juegos? ¡ponlo a trabajar!. Mi esposa se moría de la vergüenza (con algo de razón) cada vez que salíamos en el auto de la cochera y me bajaba para cerrar el portón. Me aseguraba de gritar un audible "¡Hasta la tarde!" a alguien que -según yo y sólo yo- estaba despidiéndose de mi por la ventana de una de las piezas que daban a la calle, cada día era una ventana u otra desde la cual se despedían. También es bueno acompañar el grito ondeando visible y exageradamente la mano. Se siente un poco raro haciéndole al loco la verdad, pero si algún malintencionado te está acechando a lo lejos ¿Cómo va a saber si en realidad alguien se quedó o no en casa? Para eso existen los bonitos:


Gadgets para tu amiguito imaginario. 

1.- Temporizadores. Si el personaje malhechor quiere comprobar que en efecto, se ha quedado alguien en casa, puedes apoyarte en algunos trebejos que venden en ferreterías o tiendas de artículos del hogar, se trata de los temporizadores o "timers", son algo así como este modelo:



Éste en particular tiene un dial que marca de manera graduada las horas del día y la noche, se identifican con un color blanco para el día y un gris para las horas nocturnas, a éste se le pueden adaptar pestañas plásticas que se identifican con los colores verde y rojo que son para encender y apagar el aparato respectivamente. Un segundo dial más pequeño se encuentra en el centro del trebejo, "Time of day" éste  lo sincronizas con un reloj en tiempo real. Los temporizadores que más te pueden ser de utilidad son los que traen más pestañas para apagar y prender el aparato, ya que puedes coordinar más de un evento. En su parte posterior incluyen unas muescas para que puedas conectar un aparato al cual vas a controlar.



¿Cómo funciona este truco? bien, recomiendo que te compres al menos cuatro de éstos y que los dispongas de la siguiente manera:


Para que el truco funcione necesitas pensar en "capas" dependiendo del tamaño de tu casa y de qué manera el ruido y/o la luz pueda permearse para que los aparatos que vayas a controlar se escuchen o puedan observarse desde la calle. En este esquema ejemplifico la configuración que estuvo trabajando con éxito en mi antigua casa.


Si das click en la imagen la puedes ver con más claridad.

Bien, Algunos Timers los conecté a lámparas, las cuales puse en distintas piezas de la casa, éstos timers estaban programados para que no bien cayera la tarde y oscureciera,  comenzaran el show.  Primero se encendía una lámpara de la habitación No. 3. Dado que la ventana del comedor da directamente a la cochera/calle, la vestí con una cortina vaporosa pero no transparente, sólo lo suficiente para que pudiera apreciarse que alguien encendía la luz desde aquella pieza, esto se apreciaba muy bien dado que al atardecer y casi sin iluminación externa, puede amplificarse el efecto hacia el exterior. La segunda en encender era la del comedor y una tercera era la de la habitación No. 1 que dicho sea de paso, su ventana estaba de igual manera vestida, para que la fuente de luz se viera sin que la cortina revelara mucho hacia el exterior.

En el día puedes suplir el juego de luces con sonidos propios de una "actividad normal" de personas en casa. Deberás al menos tener dos timers para este efecto colocados en dos piezas diferentes de tu hogar, en el ejemplo se puede ver la configuración que yo tenía. 

A uno de ellos le conecté un aparato de radio que podía encenderse manualmente, evita conectar tus timers a aparatos que tienen el botón de "standby" siempre encendido, (como lo incluyen muchos sistemas de sonido caseros y pantallas de TV actualmente) ya que éstos sólo puedes encenderlos con el toque del botón del control remoto. Una grabadora común y corriente sirve bastante bien. La sintonizas en la estación que acostumbres escuchar y la deberás poner en un volumen que sea lo suficientemente audible hacia el exterior.  Si el clima te lo permite (no tan ventoso o lluvioso) puedes dejar abierta una pulgada por lo menos la ventana para que el sonido salga con más efectividad. Programa este aparato en cierta parte del día, por ejemplo justo cuando acostumbras dejar tu hogar para realizar tus actividades. Si tu timer puede tener la capacidad de varios pines que controlen varios eventos en el día utilízalos de esa manera. La radio la coloqué, para que la ubiques en el plano, en la sala.

Otro de los aparatos que puedes controlar con timers son los televisores, yo tenía una pequeña radio con televisión, dado el problema del botón de stand by que te comentaba. Ésta estaba ubicada en la habitación 1 y con ella podía hacer lo mismo que con la radio, hasta que descubrí que el modelo de mi pantalla tenía la función de "DESPERTADOR" y la comencé a utilizar de esta manera. Mi aparato de TV podía programarse sólo para un evento (encendido y apagado) así que me las ingenié para acoplar los tiempos en que la radio se encendía un par de horas, se apagaba y unos minutos después lo hacía la TV. Al apagarse ésta última seguía la radio, creando con esto una secuencia aparentemente "natural" y casual de actividad dentro de mi casa. Con la TV tienes la ventaja de saber a qué horas pasan deternminado programa y cuando se termina, pudiendo programar tu despertador en esos tiempos y que se perciba con mucha naturalidad.


2.- Sockets eléctricos con fotoceldas. También resultan harto útiles los sockets eléctricos que están equipados con unas pequeñas fotoceldas, las cuales encienden el foco automáticamente cuando la luz es escasa, éstas por lo general se encontraban situadas en el patio, pasillo de servicio y el frente de la casa (cochera), con ello se veía perfectamente que al atardecer, "alguien" comenzaba a encender las luces exteriores. Procura colocar la ventanita (fotocelda) del socket orientada hacia el cielo o alguna parte en la cual pueda golpearla la luz ambiental, para que no se encienda antes de tiempo, ya que son muy sensibles. En estos sockets es recomendable utilizar bombillas incandescentes, ya que las más modernas ahorradoras, batallan mucho para encender y crean un efecto de dimer que no necesitamos, el factor sorpresa es indispensable, ya que los modelos incandescentes se encienden de golpe y porrazo. Todos estos artículos son sumamente baratos, así que harás una inversión mínima. Aquí en la foto te muestro cuáles son: 





Ponte a pensar que esto implica un poco de gasto de energía eléctrica cada día, pero realmente vale la pena pensando en todo lo que puedes perder dejando tu casa sin estas chapucillas. Claro, esto es lo que me funcionó a mi y probablemente no es la panacea, por eso les extiendo la recomendación de hacer un análisis de cuán vulnerable es su hogar y tomar medidas en consecuencia.

Bien, creo que con esto concluyo uno de los últimos post de este año, en el mientras tanto les deseo a todos un excelente inicio de un 2013 exitoso, próspero y abundante de cosas positivas y si ya sobrevivimos a un "fin del mundo como lo conocemos", éste dosmil trece estará como pan comido. Un abrazo a todos y todas y nos seguimos viendo, espero en mi Padre, otro año más por acá.

Hasta pronto!

Garrison

1 comentario:

Jaime Santo dijo...

Felicidades por tu blog, me gusta lo que escribes, a mi en lo personal me encanta escribir sobre los viajes de aventura y sobre todo escalar montañas y practicar turismo de aventura, mi último fue ir a los volcanes de Costa Rica, estoy recopilando la información para hacer un blog y pasártelo.

Saludos.
Hoteles en San José