jueves, abril 04, 2013


Bitácora Hyperboreana presenta:
Consulta con el Dr. Prepper
Kit de rapiña, rubro: Agua



¡Bienvenidos una vez más sean mis estimados cuatro lectores al blog más caro de la interné!  jaja! me vi como el fabuloso mago, ¡Magazo! el ínclito "Beto el Boticario" jejeje!.


Pues nada, después de que una enorme bestia llamada vida me ha estado machacando a grandes y repetidos bocados, he tenido oportunidad de asomar la cabeza y ponerme a postear algo decentemente al nivel acostumbrado, y de paso limpiar, sacudir y arrancar las telarañas de este búnker que tenía ya un poco olvidado, por lo tanto aquí estoy dando lata de nuevo en vivo y a technicolor.


Ya desde hace días que estaba barajando algunos temas en mi mentecita calenturienta  para aterrizarlos en la sección del Dr. Prepper  y súbitamente cayó el tema del agua a la mesa.

Ya todos sabemos más o menos, quienes estamos habituados a los temas básicos de supervivencia, que en caso de emergencia debemos tener suficientes reservas del vital líquido dependiendo de nuestra meta temporal para resistir en nuestro último bastión. Casi estoy seguro de que cada quien ha hecho el cálculo de la cantidad de agua que debemos guardar por persona para el uso en preparación de alimentos, y si cabe, en el aseo de cacharros y de nosotros mismos,  ya sabemos también y podríamos estar de acuerdo en los distintos modos y formas en las cuales podemos hacer el almacenamiento, de la misma manera ya todos estaremos de acuerdo en los distintos métodos por los que el agua debe pasar para purificarse y eventualmente llegar a su  consumo, la pregunta aquí es ¿qué pasa si nuestra reserva llega a palmarla, aún con todos los cuidados y racionamientos antes de que la emergencia acabe?

Si hablamos de un entorno rural, lo más fácil es apostarnos cerca de un cuerpo de agua superficial (río, lago, laguna, embalse, riachuelo, etc.) y/o tener la certeza de que bajo del suelo tenemos algún manto freático el cual podamos explotar para proveernos este importante elemento, aquí el tema estaría relativamente resuelto, la única preocupación sería contar con los métodos adecuados para su potabilización y purificación.

Pero en un entorno urbano, la cosa se pone seria, si digamos existe un corte de energía eléctrica que noqueé las estaciones de bombeo de la empresa de agua de nuestra localidad, o un terremoto haya descuartizado el tendido hidráulico de la zona, la única manera de conseguir el elemento es comprándolo en las tiendas de conveniencia o supermercados con lo cual estaríamos expuestos a la especulación de precios y de nuevo, a la escasez.

Una solución, si las reservas de agua de tu almacén se "secan",  es voltear a ver a los lugares menos comunes donde también se encuentra agua, quizás en menor cantidad, pero ahí está, agua relativamente limpia que está esperando a ser extraída y usada y que muchas personas probablemente hayan pasado por alto como "activo fijo" en sus hogares. Por ejemplo, en las casas habitación mexicanas existen dos lugares que pueden servir como último recurso para la adquisición del vital elemento: los sanitarios y los calentadores de agua. Claro está, existen también tinas y albercas, pero éstas se encuentran en un sector minoritario de la población, así que nos enfocaremos en estas dos primeras, en lo particular en los calentadores de agua o comúnmente conocidos como "boilers". 

Dado que la tecnología y la ecología han hecho que tanto sanitarios y boilers reduzcan su capacidad de almacenamiento y trabajen de manera más eficiente, aún existen en el mercado modelos, en el caso de los boilers, que tienen una capacidad para albergar líquido que va de 38 hasta 150 litros y la manera de poder acceder a su contenido es gracias a una válvula de descarga cuya función es dar mantenimiento al aparato.



Por ejemplo, éste modelo es el que actualmente funciona en mi casa y tiene una capacidad de 59 litros, los de capacidad más grande imagino que se encuentran presentes como parte del equipamiento de naves industriales, edificios públicos y centros deportivos.

En el posible escenario de tener que conseguir agua para nuestra subsistencia, éste puede ser   un gran botín, si nos vamos a un escenario ostensiblemente apocalíptico, puede que muchos hogares de la ciudad hayan quedado vacíos durante y después del cataclismo, siendo el momento en el que se puede hacer una incursión a este tipo de aparatos. La ventaja que tienen los boilers es que se encuentran en el exterior de los hogares, teniendo relativamente un fácil acceso a ellos y su valioso contenido. 

Por tanto, y sin estar de más, ya que la máxima de un prepper es tener un plan B para el plan B, me vi a la tarea de armar un "kit de rapiña de agua" sólo por si acaso. Para que ustedes también lo hagan necesitarán del siguiente material:

- 1 adaptador hembra de 3/4" para manguera
- 1 abrazadera de acero inoxidable del No. 10
- 2 metros de manguera de 3/4"
- 1 bidón, seleccioné uno de 15 litros de capacidad pues uno más grande iba a ser bastante engorroso cargarlo, además,  dado que la idea de la rapiña es "pegar y correr" uno de mayor capacidad nos la pondría bastante difícil.







Para armar el cacharro es muy sencillo, sólo necesitamos un momento para ensamblar unas cuantas piezas y ya. Tal es el caso de la manguera "extractora". Por un extremo de la manguera deslizamos la abrazadera No. 10 e insertamos el adaptador hembra a presión...




...Una vez insertado el adaptador deslizamos la abrazadera al cuello de la manguera y procederemos a apretarla. ¡Listo!



Ahora, hace unos párrafos hablábamos de una válvula que servía para la descarga del boiler y así dar mantenimiento a este aparato, la podemos identificar en la parte inferior, justo al lado del termostato, se ve algo como esto:




Hay que tomar previsiones a este respecto, ya que algunos fabricantes incluyen esta válvula y otros no, dejando al usuario la tarea de comprar la válvula e instalarla por su cuenta, en dado caso, sería conveniente llevar adjunto al kit de rapiña hídrica, una llave de jardín normal ya que tiene las dimensiones estándar de conexión.

Para extraer el agua del aparato sólo procederemos a enroscar la manguera a la válvula de descarga y proceder a abrirla, teniendo listo nuestro bidón para captar toda el agua que pudiera contener el interior del tanque.



Es indispensable purificar cualquier líquido que vayamos a conseguir por medio de este método, ya que nada nos garantiza que el agua contenida en este aparato vaya a estar completamente libre de impurezas u otros factores. 

Para este efecto podemos utilizar una triada de métodos entre físicos y químicos para asegurarnos la pureza del elemento. Simplemente filtrar, hervir y tratar con alguna pastilla purificadora y/o gotas de cloro o solución de plata coloidal, dejar reposar y listo. Tampoco hay que olvidar limpiar los bidones en los cuales transportaremos el agua. Para ello podemos elaborar una sencilla "solución desinfectante". Añadir 8 ml de cloro comercial a un litro de agua, verter esta solución al bidón, sacudir enérgicamente por un par de minutos, dejar reposar de 15 a 20 minutos y enjuagar con agua limpia.

Bien mis estimados, es todo lo que tengo por hoy, espero estar posteando algo más muy pronto. ¡Hasta luego!

Garrison

4 comentarios:

knife dijo...

buen trebejo ! compadre, veras que te lo voy a copiar jejejeje,
saludos al clan


knife

ramon dijo...

tambien estan los fonateros o modelos que traen una pieza , una pequeña valvula de purgacion para terminar de vaciar el sistema.

Garrison dijo...

Copialo, clonalo y paténtalo compadre, que bueno que te gustó! ¿sabes? también haciéndole unas modificaciones y/o adecuaciones puede convertirse en kit de rapiña de gasolina o como kit en el auto de recarga de gasolina "por si acaso" ¿no crees? Un gusto leerte y un abrazo pa ti y al clan Knife al completo. estamos en contacto !!

Garrison dijo...

Ea Ramón! nunca había escuchado acerca de estos fonateros que me mencionas, pero bueno, si también emulan lo que aquí se ve, creo que nuestros amigos de allende el charcote podrían hacer algo similar.

Que gusto tenerte por acá Estimadísimo Orco!! Cuídate mucho y seguimos en contacto! Un abrazo!