viernes, mayo 14, 2010


BITÁCORA HYPERBOREANA

CRACK!

¿Qué hay chamacones?


Ya en una ocasión he reportado (movido por el gore y el morbo, jeje!) algún accidentillo que he sufrido en el pasado, como lo fue aquel doloroso corte sufrido a mi mano, la cual fue salvada gracias a un oportuno y exitoso transplante hecho en hospital de la Miskatonic University. Aunque claro, cuando dicha operación de miles de dólares te la hacen de a gratis a modo experimental, y previa firma de un buen bonche de mamotretos legales, hay siempre un pero con los malditos efectos secundarios que uno no puede reclamar posteriormente. Total, que ahora les comento que he experimentado otro desagradable episodio, donde una pequeñeja porción de mi pechocha anatomía ha llevado la peor parte.


Pues bien, les cuento que por allá de las dos de la mañana del domingo pasado, un acostumbrado pedimento de leche hecho por mi bebé (que en realidad fue un estridente chillido que rasgó la tranquilidad de la noche) me despertó bruscamente a manera de un horrible sobresalto, al levantarme como un resorte y rápidamente tambaleándome en la oscuridad para ir en búsqueda del retoño, le di una fuerte patada con el pie desnudo al robusto estuche del sax de la parienta, el cual para mi mala fortuna estaba aparcado convenientemente en la esquina de los aposentos hyperboreanos.


Pues al chillido del osino bebé se le unió un berrido tipo sasquatch proveniente de la aguardientosa garganta de su progenitor, quien después de un par de vociferaciones, llegó rengueando a la habitación del pequeño.


Un agudo dolor no dejaba de punzar en mi pie, y al encender la luz para tomar en brazos a mi bebé, vi horrorizado que el dedo pequeño de mi pie derecho había sido brutalmente reacomodado en una postura muy, muy fea, duplicando su volumen rápidamente por la hinchazón, tornándose de un color morado intenso, teniendo la apariencia de un apéndice extraño, casi ajeno.

Chale! Un pequeño cálculo mal acomodado y mi rutina diaria se ha visto modificada hasta el más pequeño detalle, quién dijera.

Aquí la foto de le extremidad afectada:


Oooops! jejeje, esta no es, es la del experimentillo del que les hablé al principio.
OK, ahora sí, aquí va la buena. (primer dedo de arriba a abajo) En el argot médico, la fractura se llama "de rama verde" pues una pequeña porción del hueso resistió a la tensión y la falange quedó sostenida sólo por ese pequeño pedacillo, bueno, bueno, aquí está la bonita radiografía.

Bien, pues ya saciada mi urgencia de repartir estas bonitas postales, me despido no sin antes recomendar a mis respetables lectores, que tengan cuidado allá afuera, pero sobre todo, dentro de la "seguridad" de su hogar, no vaya a ser y un cacharrejo mal parado les haga despedirse de su salud por un buen ratillo.

Y bueno, tengo que confesarles que a pesar de que me he querido acostumbrar a las muletas para trasladarme de un lado a otro, sólo he conseguido darme cuenta de que si estallase un Apocalipsis Zombi en estos momentos, su servidor sería un seguro manjar para la horda de tiesos. Sería de esos héroes desechables de las pelis donde el maltrecho amigo del prota se queda con la carga explosiva esperando a la ola putrefacta mientras los supervivientes huyen salvando lo que queda de la humanidad, jejeje! bueno, bueno, 5 días sin hacer nada lo dejan a uno medio atontado, pues, jejejeje!

¡Pasen buen fin de semana! ¡Hasta pronto!

Garrison

Foto de mano de chimpancé cortesía de CORBIS

4 comentarios:

Monstruo Malacero, el cazador dijo...

Vaya tela master, trepas por ahí cual cabra montesa, eres capaz de ingeniar mil herramientas y adminiculos para sobrevivir y no se te ocurre otra cosa que intentar demoler la casa a patadas... es por esto que yo no me quito las botas militares con puntera de acero ni para dormir, ducharme o hacer el... cocinar.
Coñas aparte vaya marrón que te ha caído, al menos no te ha pasado en medio de ninguna ruta de senderismo ni nada parecido porque hubiese sido un autentico problema. Te sugiero una cosita para que este entretenido y darte posibilidades en caso de infestacion zombie: equipa las muletas con armas ocultas, solo por pasar el rato.
Un abrazo master y que sea leve la fractura

Garrison dijo...

heyyy, Master Malacero!!

jajajajaja, mil gracias por la idea de las muletas, sería bueno comenzar a hacer un manual de técnicas para personas discapacitadas, no quiero sonar ñoño, pero últimamente he estado forzado a ver el mundo de otra manera y si lo mío es sólo un dedo, imagina a personas que llevan toda su vida sentados en una silla de ruedas o tal.

Vaya, que me has dejado buena tarea, voy a ver qué puedo sacar, quizás un pequeño "jueves zombi Extremo" o algo así.Jejeje

Voy a tomarte la palabra acerca de las botas con punta de acero, segurito que no me vuelve a pasar.

Bien mi estimado cazador, seguimos en contacto y gracias por reportarte.

Un abrazo!

Z0MBI dijo...

¡Querido Garrison! ¡Tamaña desgracia la de tu dedo meñique! Espero que vayas mejorando poco a poco. Efectivamente, ahora no sería el mejor momento para un holocausto zombi. Rezaré para que esperen a que te repongas totalmente, jejejej...

¡Un abrazo!

Garrison dijo...

ZOMBI, HERMANO!!
Gracias por abogar por mi y concederme esa tiempo de gracia, jeje!

En verdad, hasta un maldito tieso reptador me pondría una paliza de antología, y eso que estamos hablando de que lo único que tengo incapacitada es una minúscula partecilla de mi pechocho puerco...

En fin, agradezco tus ánimos, bro, y seguimos en contacto.

Un abrazo gordo pa ti y arrumacos repartidos para mis preciosos green berets.

See ya!