miércoles, enero 04, 2012


Bitácora Hyperboreana
Taller MacGyverezco
Eco-Munición

Pues aquí estamos de nuevo dándole a la tandariola.  Ayer anduve en la calle buscando algunos materiales para un proyecto en la oficina, y tuve la ¿fortuna? de verme inmerso en el fabuloso mundo de las "mercerías", léase, tienditas donde uno consigue hasta lo impensable, desde un lápiz hasta alguna que otra heckler and koch de esas coladas rápidas y furiosas. Pues bien, al chutarme el catálogo de mercancías voy viendo que tienen arcilla para modelar, varias presentaciones y precios, Una vez saliendo del lapsus interruptus de mis pendientes laborales, decidí comprarme para hacer el presente experimento, la de 250 grs. en color natural.

La premisa al estar elucubrando la utilización de esta materia prima fue:
"Crear" una munición "amigable con el medio ambiente" y de fácil manipulación y manejo, evitando llevar al "coto de caza" o a las prácticas -máxime si es en terreno silvestre-  canicas o balines metálicos, los cuales contribuyen a la contaminación y en casos extremos, pudiendo ser causantes de cosas mayores como incendios o tal. Ustedes dirán ¿pues pa que llevar piedras al cerro, verdad? pues si, las piedras que uno se encuentre en el cerro será la munición de último recurso. Esto sería como una solución "fashionista" jaja!

Bien, pues comenzamos con la sesión fotográfica.

Pues esta es la interfeita, como ya dije pesa 250 grs. sus dimensiones son 12 cms. de largor por 9 cms. de anchor por 2 cms. de espesor. Costo: $35.50 pesos mexicanos.




Vi pertinente sólo utilizar un cuarto del total de la barra, digo, por aquello que la cosa no salga como lo esperado. Como no tenía ni idea con lo que me iba a topar, me resultó muy chida la consistencia, parece un chocolatote Hershey´s y su facilidad para moldearla es excelente.




Para hacer la cosa más pareja y que las canicas me salieran lo más parecidas unas de otras en cuanto a simensiones, me ideé la utilización de una dulla de circunstancias, tomándole prestado a la parienta una jeringa de esas para rellenar pavos, claro, con ciertas modificaciones.



La salida la seccioné y adecué un orificio como de unos 9 mms. de diámetro.



Para hacer los "churros" sólo humedecí levemente la arcilla para volverla más manejable, partí el bloque en pequeños pedazos , los cuales fui introduciendo en la cámara de la jeringa y voilá! pueden ver la primer prueba en la parte superior de la foto, una barra "perfecta de 9 mm de espesor por unos 11 cms. de largor




Aquí ya estaba la producción a todo lo que daba, lo bueno de la arcilla, al contrario del yeso, es que se puede manejar sin tener el tiempo en contra, ya que el secado es más dilatado. En esta imagen se puede ver el resultado final, el bloque rindió para 5 y media barritas.




Dichas barritas fueron seccionadas en ocho pedazos de unos 12 mms. cada una, en la parte superior, el fragmento sobrante lo moldeé para que fuera quedando en bolitas, las cuales me salieron aceptablemente redondas.



Y aquí el producto terminado, como pueden apreciar, salieron 45 bolonchillas de un centímetro de diámetro, las cuales duraron 5 horas en proceso de secado, quizás hubieran durado menos (unos cinco minutos o algo así, si las hubiese secado en microondas, pero en fin). Ya en pruebas de tiro contra latas de refresco, dichas bolonchas pudieron abollar de una manera aceptable el envase sin llegar a la penetración, así es que concluyo diciendo que si son una opción viable a la práctica de tiro, y si añadiésemos más masa en cada una de las canicas, quizás el doble, podríamos cazar en toda forma presas pequeñas.



Ok! pues con esto damos fin a estos talleres de corte resorterero, estaré al pendiente por si ustedes encuentran una forma o variante a este recurso y/o para saber cómo les ha funcionado. 

Nos seguimos viendo pronto.

Garrison

2 comentarios:

MalAcero dijo...

Jejeje, usamos la misma marca de arcilla manito!!! mira que hay kilometros de por medio y mira que casualidades. Ademas de esa tiene una especie de pasta de papel moldeable que es la que uso para hacer mascaras (ahora me ha dado por la escultura, cosas de la esquizofrenia supongo).
Veo que sigues con tu aficion por las resorteras (tirachinas por estos lares ibericos) aunque metido en tareas de I+D, mi inquieto hermano, buen maestro tiene tus cachorros, ¡bravo!.

Garrison dijo...

Casualidades de la vida en verdad, ¿eh? jejeje.

Espero ver tus obras posteadas algún día. Sin duda eres un chavalón harto polifacético, no dejas de sorprenderme Master!

Y sí, la resortereada me mantiene por el momento ocupado, va a ser el arma postapocalíptica por excelencia, bueno, aparte de los fierros, así es que por lo menos yo ya me estoy haciendo de un arsenal y aditamentos por si acaso, jeje!

Un gran abrazo Master y Gracias por comentar!