sábado, octubre 28, 2006

TÉCNICAS BÁSICAS
FUEGO . Parte I

El fuego llena 4 funciones distintas: señalización, protección, calefacción y cocina.

SEÑALIZACIÓN
Esta función debe permitir ser localizado por medio de la llama o el humo. Es importante establecerlo en un lugar elevado y despejado, una de las señales internacionales de ayuda son tres fogatas dispuestas en un triángulo, en el día, basta agregar a nuestra hoguera un buen montón de hierbas o ramas verdes y húmedas para crear una señal de humo que puede ser visible a varios kilómetros a la redonda.

PROTECCIÓN
Llamemos protección a la luminosidad que despide nuestra fogata; ya que ningún intruso, sea el que fuere, se acercará sin ser fácilmente descubierto por nosotros, para esto deberá haber un plan a seguir en caso de tener compañías indeseables. Hay algunos relatos de supervivientes que refutan la creencia que una fogata ahuyenta a las bestias, algunos otros la apoyan aduciendo el ancestral poder que el fuego provee, en cualquiera de los dos casos la única fiera que pone reparos a una humeante fogata es el mosquito y otros molestos insectos ;)

CALEFACCIÓN
Una fogata en una situación de emergencia provee un nivel de confort que no tiene precio. Las cosas se ven distintas cuando en un clima frío estamos al cobijo de una buena hoguera.

COCINA
Si se cuenta con víveres a la mano, o ya uno se ha hecho con varias piezas de caza o pesca, es un alivio poder cocinarlas; es todo un “lujo” poder contar con esta útil herramienta y evitar recurrir a consumir los alimentos de manera cruda ya que no es muy salubre ni agradable al gusto. Contrario a lo que la gente cree, la llamarada de una hoguera NO sirve para cocinar, el trabajo lo hacen las brasas. Si se tiene una fogata estable, es bueno separar un buen grupo de brasas, con esto puede uno cocinar e incluso hornear los alimentos. Aquí cabría mencionar también su utilidad en el proceso de purificación de agua, al hervirla tenemos menos posibilidades de contraer una enfermedad que puede desembocar en la muerte.

Una fogata se compone de los siguientes materiales combustibles:

YESCA
Esta es la parte iniciadora del fuego, generalmente es borra, pelusa o material fibroso y delgado de la corteza de los árboles, hojarasca muy seca, papel higiénico, papel de cigarrillos, borra de tapicería, estopa u otro material de fácil combustión.

VARITAS
No más gruesas que un bolígrafo, estas varitas pueden ser virutas o astillas de ciertas ramas secas.

RAMITAS
Le siguen en tamaño a las anteriores no sobrepasando el grosor del brazo de un adulto, estas son esenciales para la combustión de material que viene a continuación.

RAMAS Y TRONCOS
Dependiendo del grosor de éstos, será la durabilidad e intensidad de nuestro fuego.


Bien, en la siguiente entrada continuaremos con este tema explicando cómo realizar una fogata.

Garrison

2 comentarios:

AraX dijo...

saludos pues aki solo visitando tu blog es chido...

Garrison dijo...

Gracias Arax!

Espero que nos sigas visitando y si algo te llama la atención, coméntalo porfas.

Pásala bien!

Garrison