jueves, febrero 18, 2010


Jueves Zombi
Presentado por 55 to 1 Anti-Zombie Consulting Group
Apartado 81174 Módulo de Defensa/Equipamiento
Parte 6
REFUGIO DE CIRCUNSTANCIAS . Notas previas


Bienvenidos a otra entrega del jueves zombi. Como hemos venido revisando en anteriores entradas, el objetivo de estas pequeñas cápsulas es el informar a nuestros lectores de las opciones con las que pueden contar en caso de verse envueltos (y poco preparados) en la vorágine de un Apocalipsis Zombi, esperando que puedan con ello, contar con más probabilidades de supervivencia.

En el caso de vernos atrapados en un escenario urbano, los recursos para sobrevivir -que no las probabilidades- son ilimitados, la pericia e ingenio con que manejemos dichos elementos pueden marcarnos la diferencia entre la vida y la no-muerte.

En este caso tenemos la revisión de algunos puntos para poder seleccionar adecuadamente un refugio temporal o un refugio de circunstancias. De vernos en el caso en que el negro telón de la noche haya caído y no podamos retornar al búnker a tiempo, o si en esa misma circunstancia, la oscuridad nos impide avanzar hacia un lugar más seguro, debemos apertrecharnos lo mejor posible. Recordar que el mantener un perfil bajo nos ayudará a pasar desapercibido de los sacos de pus y de las bandas de saqueadores. Además, los eventos climáticos no perdonan, y amenaza zombi aparte, la lluvia, nieve y/o el viento alteran drásticamente la sensación térmica de la temperatura ambiente imperante, teniendo otro factor del cual cuidarnos.

Es por ello que conocer cómo hacerse de un refugio de emergencia y todo lo que esto conlleva, guarda una importancia preponderante en los conocimientos básicos del superviviente.

Como regla primordial, necesitamos saber lo siguiente: nunca debemos dejar que la oscuridad nos tome por sorpresa. El movernos en un ambiente desconocido, puede llevarnos a perder el rumbo fácilmente y en consecuencia, podemos vernos en un cuello de botella del cual no podamos salir. Aún así, en caso de vernos obligados a pernoctar en un sitio desconocido, desprotegido y ostensiblemente peligroso, tenemos que seguir algunos lineamientos:

1.- No des por hecho de que la calle por la cual vas caminando está “desierta”. Tú eres lo único que se mueve y eso lo puede notar cualquier persona incluso con el último grado de su vista periférica. Avanza a velocidad media, y si tienes obstáculos en tu camino, utilízalos deteniéndote de vez en vez para cubrirte en ellos y revisar el paisaje. Tantea la relativa “soledad”. Los puntos clave a observar detenidamente son las entradas de los edificios y sus ventanas, en segundo lugar los accesos a la calle en la que te encuentres.
Ora sí que como dijo tu mamá: "...m´ijo, volteye siempre a los lados antes de pasarse la calle..."

2.- No irrumpas en el interior de edificios “abandonados” ni tengas por meta crearte un bunker de circunstancias. Eso lleva mucho tiempo y desgaste de energías, aparte del hecho de que te puede llevar valioso tiempo en registrarlo con el objeto de considerarlo “seguro”. En el proceso, puedes llamar la atención del personal tieso y dirigirlo a una cena servida. Caso igualmente desfavorable, puedes entrar en un intercambio de agresiones con otros supervivientes que ya lo están habitando. No añadas más peligro del que ya puedes estar corriendo.

¿algo te dice "Bienvenido" u "Hogar, Dulce Hogar"?

3.- Establécete en un lugar alto, de preferencia la azotea de alguna construcción, casa, comercio, etc., que tenga relativamente fácil acceso así como para poder bajar de ahí sin problemas y huir, ya estando arriba deberás estudiar la estructura para buscarte el mejor lugar para guarecerte. La altura es tu perímetro de defensa más efectivo y el dominio visual del terreno.

Autoproclámate el "Rey de la Colina" si quieres, resulta muy adecuado.

4.- Si lo anterior no está disponible, y como último recurso, utiliza la técnica de “esconderse a simple vista”, resulta efectiva pues casi todos obviamos lo que tenemos enfrente nuestro y eso no ha cambiado con los muertos vivientes. Dentro de esta técnica hay reglas, como por ejemplo:

a) De preferencia, asenta tu base en un callejón poco profundo, y ten en cuenta varias posibles salidas. Acondiciona de manera sencilla y disimulada una sola entrada a tu escondrijo, así tendrás control visual de quién pasa enfrente de ti y si el transeúnte supone una amenaza.

b) No te encierres en callejones profundos, ni pienses que jugarás a hacerle a uno de los 300 de las Thermópilas, si eres descubierto lo que tendrás que hacer es irte por pies, punto.


c) Prepara con lo que puedas tener a la mano, una alarma de proximidad, esto es tan sencillo como atar varias latas entre sí y ponerlas alrededor de la entrada de tu refugio, casi al ras del suelo, eso te avisará con un par de valiosos segundos que tu posición está comprometida. Lo anterior es muy efectivo, más que nada contra los zombis reptantes.

5.- Evita la utilización de vehículos para guarecerte temporalmente. Los autos vistos como refugio, se pueden considerar como estructuras tipo "360 grados de peligro puro". Está por demás decir que son una verdadera ratonera, sin “salidas de emergencia” ni planes “B” que ejecutar. Considéralos simplemente como artículos de los cuales puedes rapiñar materias primas y uno que otro implemento de supervivencia.


6.- Por último, evita en todo momento quedarte a merced de la intemperie. A pesar de que los no-muertos pueden estar insensibles al dolor y a lo que se presente climáticamente, tú no tienes esa ventaja, así que no dudes en ir por el camino recolectando lo que te sirva para tal efecto y ocuparlo para guarecerte y calefaccionarte.

De hecho, la siguiente entrada daremos paso a una cápsula más del taller Macgyverezco, tutorial que te servirá para que te confecciones un vivak Z y te prepares para pernoctar con y entre el enemigo.

Ponte alerta, pasa desaparcibido, que el jueves Zombi, sigue su marcha...

8 comentarios:

Z0MBI dijo...

Me han encantado tus sabios consejos de supervivencia. Qué razón tienes con los coches. ¿Y lo de los callejones sin salida? Impagable.

Garrison dijo...

Gracias hermano.
¿te has fijado en el "Merrin´s café"? jejeje un guiño en honor a otro valioso compañero de bunker, el callejón profundo tiene otros homenajes, en la pinta en la pared, pero casi no se alcanza a distinguir por lo pequeño de la imagen, queda de tarea.

Un abrazo!

Z0MBI dijo...

Se me olvidó comentártelo, jajajajaja, me llamó la atención el nombre del café. ¿Esto lo has hecho con el programa aquel que me dijiste hace unos años? ¿Conoces algo semejante para mac?

¡Un abrazo!

Garrison dijo...

Así es, que yo sepa, el Google SketchUp está disponible para ambas plataformas (PC-MAC),me imagino que trabajar con el desde Mac es una delicia.

Un programita muy intuitivo y recomendable para los que somos "arquituertos wannabe", jejeje

Un abrazote!!

padawan dijo...

Buenos consejos, aunque lo de subirse a la azotea de las casas no sea muy practicable en una ciudad como Madrid :)

Desde que leí la guía de supervivencia de Max Brooks evalúo las posibilidades como refugio de los sitios a los que voy... uno de los edificios en los que doy clases es un sitio perfecto!

Garrison dijo...

El evangelio según Brooks, jeje muy bueno, muy bueno Padawan.

mira, lo del consejo de la azotea es sólo una referencia, puede ser cualquier punto alto que te pueda soportar y en el que te puedas guarecer de las inclemencias del tiempo, una marquesina o alguna saliente de x edificio sirve.

Muchas gracias por tu comentario y por pasarte a leer en este tu búnker, mi estimado Padawan!!

Z0MBI dijo...

¡Ya leí lo del callejón profundo, compañero! Hermosa referencia, gracias.

=D

Garrison dijo...

Jejejeje, me da mucho gusto que ya lo hayas leído, ¡¿a dónde iremos a llegar con vándalos de esa calaña?! jejejeje

Un abrazote Bro. y arrumacos a mis peluros green berets